Turismo Valdegovia montescorzo edificio

sobre valdegovía

servicios ir

historia y arte

vive valdegovía

qué ver

Parque Nat. Valderejo

visita virtualir

salvapantallasir

contactarir


Iglesia de san martín de bachicabo

La parroquia de San Martín de Bachicabo alberga uno de los mejores retablos del arte barroco alavés por lo novedoso de su traza arquitectónica, la vinculación a sus esculturas a la obra de Gregorio Fernández y a la presencia de desatacados lienzos flamencos basados en obras de Rubens y Van Dyck. Iglesia de planta rectangular de una sola nave y altos muros. Su portada es renacentista pero conserva también retos románicos. La torre de planta rectangular está añadida al muro.

El retablo mayor que preside la iglesia de San Martín de Bachicabo fue erigido entre 1677 y 1680, y ya en su traza se planteó como una obra mixta para albergar tallas y los lienzos donados por Sebastián Hurtado de Corcuera (Capitán General de Flandes). Sigue una disposición en casillero, dos cuerpos y ático, separados por columnas con el fuste recorrido por tallos y hojas de vid en espiral. La columna salomónica aparece en un pequeño lateral. Los seis lienzos del retablo presentan diversidad de calidades destacando los de la clara filiación flamenca, que son el lienzo de "San Martín partiendo la capa" y el "Descendimiento" vinculados a Rubens y Van Dyck.

El lienzo de "San Martín partiendo la capa" es una obra de singular importancia vinculada al ámbito cortesano. En ella se produce la transformación de un retrato ecuestre en la imagen de un santo a caballo. Conserva su marco original negro con aplicaciones doradas característico de mediados del siglo XVII, que se ha suprimido en su parte inferior para encajarlo en el retablo. Como obra barroca de filiación flamenca, este lienzo muestra luminosidad, una amplia gama de color, veladuras, dinamismo y un esquema compositivo a base de diagonales.

El Servicio de restauraciones de DFA decide en 2006 restaurar el cuadro central del retablo, San Martín partiendo su capa, con el fin de resolver los graves daños que presentaba debido a la humedad, rotura del bastidor y microorganismos nocivos entre otros y al desmontarlo se descubre parte de una pintura mural de la pared del ábside que se hallaba oculta por el retablo.

En 2009 se desmonta el cuadro "El descendimiento", también para su restauración, apareciendo otra nueva escena en la pared.
Ante la importancia del hallazgo se procedió al desmontaje total del retablo para su completa restauración, desmontándolo en 100 piezas, compaginándola con la restauración del retablo fingido o pinturas murales ocultas en la pared del ábside desde la construcción del retablo de madera con las pinturas entre 1677 y 1680.

Este proyecto liderado por la Diputación Foral de Álava ha permitido rescatar dos momentos históricos: las pinturas murales del siglo XVI y el retablo con sus lienzos del siglo XVII.
Y para que podamos disfrutar de estos dos retablos se ha instalado una estructura que ha permitido adelantar el retablo en madera creando una falsa girola para poder admirar la pintura mural.

Visitas guiadas: Oficina de Turismo 945 35 30 40


no deje de ver

volver