Turismo Valdegovia montescorzo edificio

sobre valdegovía

servicios ir

historia y arte

vive valdegovía

qué ver

Parque Nat. Valderejo

visita virtualir

salvapantallasir

contactarir


Salinas de Añana

En este apartado recogemos información referente a Salinas de Añana, municipio Alavés que pertenece, al igual que el municipio de Valdegovía, a la Cuadrilla de Añana.

SALINAS DE AÑANA; REGRESO A LA CIUDAD ESCONDIDA

Salinas de Añana, la más antigua Villa de Alava, trás varias décadas de ruina y abandono, comienza a ver la luz.

La explotación del manantial salino y la restauración de las eras, han abierto las puertas del futuro al paisaje más insólito del País Vasco .

Declarada Patrimonio Cultural y monumento Histórico, es la villa más antigua de Alava (fueros de 1140) y, ya desde época Neolítica y con más impacto a partir de época romana, su paisaje, economía e historia han estado ligados a la explotación de sus manantiales de agua salada.

Salinas de Añana

Ante todo Salinas de Añana es un paisaje. Blanco, fulgurante como la nieve, entre junio y septiembre; y gris ocre, como una ruina en invierno .

Los días de lluvia y niebla, cuando el sol es sólo un presagio, el Valle Salado, nombre con el que se conoce desde siempre este laberinto porticado de vigas de madera, atravesado por un río salobre, presenta un aspecto fantasmal, el decorado perfecto para una leyenda milenaria .

elaboracion de la sal

La tarea comienza hacia el mes de abril con la reparación de las eras que han sufrido derrumbamientos o se han agrietado como consecuencia de las lluvias y heladas invernales.

La obtención de la sal mediante la evaporación de agua salada exige una serie de labores: llenar, revolver, regar, recoger y entrar la sal; este proceso requiere un ciclo aproximado de dos días.

Para que la temporada de explotación de la sal sea rentable es imprescindible que el sol mejor y el viento aporten la fuerza necesaria para lograr la vaporación del agua y la cristalización.

¿QUE DA LUGAR A LAS SALINAS?

La estructura del valle de Añana está determinada por la emergencia de materiales interiores que, debido a los empujes orogénicos, han atravesado una serie de estratos superiores y han roto la corteza terrestre. Este fenómeno, al que se denomina diapiro, ha dado lugar a la existencia de manantiales salados, así como al afloramiento de yesos, explotados en las proximidades, y de características arcillas de color rojo con tonalidades violáceas.

EL VALLE SALADO

Aprovechando los desniveles de terreno del Valle Salado y su nada común estructura geológica de tipo diapírico, en una extensión de 120 hectáreas, se fueron construyendo las salinas de interior más importantes de Europa, con un complejo entramado de más de 5.000 "eras" o plataformas sostenidas por armazones de madera y paredes de piedra. Es el espacio en el que se realizan las labores de extracción de la sal.

Están ordenadas formando grupos de 20 o 30, que constituyen lo que se denomina una "granja"; cada granja dispone de uno o dos depósitos o "terrazos" situados bajo las eras, en los que se va almacenando la sal obtenida durante la temporada de trabajo.

El agua salada o muera brota de los manantiales situados en el extremo sur del valle. Desde un depósito cercano a esas fuentes, llamado "partidero", se reparte el agua en dos canales de madera: el "Rollo de Suso" conduce la muera por la margen izquierda del valle y el "Rollo de Quintana" discurre por la margen derecha; éste último transporta mayor cantidad de caudal y se subdivide posteriormente. La muera se almacena en los pozos de cada granja y desde allí se llenan las eras para que la acción del sol y el viento logren la cristalización del cloruro sódico.

LA HISTORIA

En el entorno de Salinas de Añana se han encontrado restos arqueológicos del Neolítico-Bronce, de la Edad del Hierro y de la Romanización.

Se desconoce cuándo y cómo se descubrieron los manantiales de agua salada, pero durante siglos e mercado de la sal fue fundamental en el intercambio comercial y trajo riqueza y esplendor a la Villa. Este paisaje surrealista y caótico de andamiajes, galerías y canales en ruina fue una de las puertas por las que Álava entró en la historia.

no deje de ver

volver